ESTRATEGIAS PARA DISEÑAR UN PLAN DE MANTENIMIENTO


Es cierto que estamos acostumbrados a escuchar sobre el Mantenimiento, pero ¿somos realmente conscientes del significado de esta acción? Existe una forma correcta de realizar el mantenimiento, y si no se hace así podremos tener problemas a largo plazo. Ahora bien, te estarás preguntando ¿por qué como encargado de planta o dueño de una fábrica debo preocuparme por planear el mantenimiento? La respuesta es simple, con el mantenimiento buscamos sacar el mejor provecho de nuestros recursos, evitando costes derivados de averías y de paros en la producción. Entonces suena lógico invertir esfuerzos en diseñar correctamente un plan de realizarlo.


Existen diferentes estrategias a tener en cuenta al diseñar nuestro plan de mantenimiento, veamos una a una:


  1. Respaldo y compromiso: En toda organización se necesita apoyo de todos los sectores, ante las decisiones importantes. Si se ha aprobado un plan de mantenimiento, lo ideal es que no sólo el equipo que lo realizará sino incluso la directiva conozca el plan y lo apoye. De igual forma si se contrata una empresa externa para realizar el mantenimiento todos deben conocer el plan para no interferir sino más bien brindar apoyo en el proceso. Quienes diseñaron el plan también deben tenerlo claro y saber transmitirlo a quienes lo pondrán en práctica. En el proceso se necesita un compromiso y respaldo constante.

  2. Previsión del Mantenimiento: Este punto se refiere a que, antes de implementar el proyecto de una fábrica o planta es importante prever el tipo de mantenimiento futuro que necesitarán equipos e instalaciones. Por ejemplo, si los equipos necesitarán desmontarse o ser trasladados, la estructura a su alrededor debe permitir que se realicen estas labores sin requerir gastos extra, paros de producción y sin perjudicar el trabajo de los demás equipos. Aquí la importancia de planificar para ahorrar en costos y esfuerzos.

  3. Análisis del estado del equipo: para poder planificar el tipo de mantenimiento que se hará en un equipo, hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Importancia del equipo: qué tan importante es el trabajo del equipo con fallas en todo el proceso productivo, su avería causará una parada o se puede seguir trabajando mientras este se repara.

  • Costo por reparación: hay que responderse si arreglar el equipo resultará más costoso que sustituirlo por otro.

  • Accesibilidad del equipo: habrá que revisar que tan complicado y costoso puede ser el proceso de reparación o sustitución del equipo, esto depende de su ubicación dentro de la planta y de su tamaño.

4. Orden y documentación: Lo mejor es tener una registro ordenado de todas las acciones de mantenimiento que nos permita saber qué equipos se repararon, cuáles se sustituyeron, qué herramientas se utilizaron, cuáles fueron los procesos que se siguieron, en qué se gastó, etc. Sólo así podremos hacer un seguimiento que en futuros procesos ayude a tomar decisiones sobre mantenimiento.


5. Planificación: Es quizá el punto más importante, ya que debemos establecer un orden y un sistema para efectuar acciones acertadas en nuestras plantas. Ha tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Identificar qué trabajos se pueden realizar con el equipo en marcha y cuáles con el equipo detenido, para aprovechar mejor el tiempo.

  • Hacer un inventario exhaustivo de todos los recursos que se emplearán, ya sea personal, materiales, herramientas, etc.

  • Capacitación continua y adecuada a los técnicos para que estén familiarizados con las herramientas y procesos a realizarse, esto puede aportar mucho al proceso de mantenimiento.

  • Fluidez de comunicación entre los departamentos implicados en el proceso, para evitar atrasos.


En conclusión, el trabajo de mantenimiento no es un proceso que se deba tomar a la ligera, requiere de un planteamiento definido, en el cual debemos prever, realizar y estudiar lo que hemos hecho, estos tres pasos son importantes para optimizar el proceso. Si realizamos un buen mantenimiento, nuestra producción y maquinaria saldrán beneficiados.


En MLT INGENIERÍA nos preocupamos por todas estas etapas del proceso. Si notas que en tu planta se está descuidando alguna, no dudes en pedir una inspección aquí para estudiar tu planta y diseñar un óptimo plan de mantenimiento. No olvides suscribirte aquí para seguir accediendo a nuestros artículos. ¡Qué tengas un gran día!

Entradas destacadas
Entradas recientes